Venus La Universal

Sara Pérez y René Barbier
No podemos encontrar productos que coincida con la selección.
  • Año de creación
    1999
Venus La Universal
Sara y René. Los que viven en Venus.



Entienden la vida desde un prisma particular y lo viven con un compromiso de tres ejes: cuidar el entorno, la gente y la justicia.



Participan de Martinet y de Mogador, de La Vinya del Vuit y de Gratallops Partida Bellvisos.



Ambos, tras haberse formado en sus respectivas bodegas familiares del Priorat, se lanzaron a la aventura en la D.O. Montsant cuando esta aun no existía (se llamaba subzona Falset).



Venus la Universal (1999) ha dado un paso adelante y ha incorporado a Roger y Guillem para trabajar la tierra propia bajo las directrices de Sara. Son más de 10 hectáreas en total para atender y trabajar bajo los preceptos de la agroecologia.



La bodega de Venus se ha quedado de nuevo pequeña. Marc y Pep, principalmente, y René vigilando de cerca todo el proceso, son los que elaboran los distintos vinos respetando su propio carácter y sus especificidades.



En la oficina, situada en otras instalaciones no muy lejanas, tanto sentados como en movimiento… Montse, en los números; Antònia en la logística y soporte comercial; Maria, en las redes sociales; Jordi llevando la trazabilidad; Roger vendiendo los vinos por todo el mundo y Gemma comunicando el proyecto.



Venus la Universal pudo hacer su primer vino gracias a la uva de viña vieja que les proporcionó un viticultor. Desde entonces siempre han apostado por establecer relaciones muy estrechas con sus colaboradores, recompensando su trabajo de forma justa y digna, para que puedan seguir trabajando siguiendo la misma filosofia y método de trabajo que imprime Venus la Universal, sin que ello les penalice. Empezaron con unos pocos viticultores y, poco a poco, la familia se ha ampliado.



La D.O. Montsant se establece en 2002



Las primeras Denominaciones de Origen vinícolas españolas fueron reconocidas en el año 1932 en el Estatuto del Vino promulgado por el gobierno estatal, entre las cuales figuraba la DO Tarragona. Dentro de los límites de la DO Tarragona se diferenciaba la «subzona Falset», que ocupaba el actual territorio de la DO Montsant. Finalmente, teniendo en cuenta las características específicas de los vinos y la importancia del cultivo de la viña en la zona, en el año 2001 se aprobó la creación de la D.O. Montsant.



La DO Montsant está integrada por 17 municipios situados principalmente en

la comarca del Priorat y también en la de la Ribera de Ebro, con una superficie

total de viñedo de unas 1.800 Ha.



El territorio de DO Montsant está delimitado por un semicírculo de montañas

que, visto sobre un mapa, le confieren una forma singular.



Por el norte, queda configurada por las sierras de Montsant (que da nombre a

la DO) y La Llena, que la conectan con las frondosas montañas de Prades.

Por levante, los límites los marca la cordillera prelitoral de Argentera, la Mola de Colldejou y Llaberia, que nos anuncian la presencia cercana del mar.

En el lado opuesto, a poniente, encontramos las sierras de La Figuera y del

Tormo.




Al sur, el territorio se vuelve más abierto hacia el río Ebro, donde se

encaminan los ríos Siurana y Montsant, que junto con la rivera de Capçanes son

los cursos de agua que riegan el territorio.



La orografía de la DO Montsant es variada, accidentada y abrupta en general,

aunque se vuelve suave en algunas zonas, especialmente hacia el sur.



Los viñedos se encuentran entre los 50 metros sobre el nivel del mar, en las

zonas más bajas, y los 700 metros, en las zonas más elevadas.



La DO Montsant posee un rico mosaico de tierras. Suelos Calcáreos,Suelos Graníticos,Suelos de pizarra, Aunque en cada zona predominan unos tipos de suelos, no es extraño encontrar en éstas afloramientos de otros suelos más minoritarios.



Dada la orografía de la DO Montsant, podemos encontrar infinidad de microclimas

que hacen que cada parcela vitícola tenga características especiales.



La climatología de la DO Montsant viene marcada por el perfil accidentado de las montañas, las influencias del río Ebro (especialmente en la zona sur) y por los vientos de mar. Por estos motivos, el clima mediterráneo resulta marcado por una cierta continentalidad.



Nuestros partners
Vignerons y Productores