Dominio de Pingus

Peter Sisseck
Ver como Parrilla Lista

1 producto

por página
Fijar Dirección Descendente
  1. - +
Ver como Parrilla Lista

1 producto

por página
Fijar Dirección Descendente
  • País
    España
  • Región
    Castilla y León
  • Extensión del dominio
    36 ha
  • Producción total
    270.000 botellas/año
  • Año de creación
    1995
Dominio de Pingus

"Pingus nace en 1995 y, desde prácticamente esa cosecha, se convierte en vino de culto. Tinto Fino 100%, de 65-70 años, de tres pagos diferentes: San Cristóbal, Baroso y Santa Cruz. Peter Sisseck lo elabora bajo los preceptos biodinámicos y con un nivel de autoexigencia altísimo que solo puede encaminar a la excelencia. El color es profundo y los aromas balsámicos y florales, intensos pero elegantes. Taninos pulidos, buena acidez y una estructura equilibrada hace que sea un vino sin ninguna arista, que va directo a la lista de los vinos más codiciados."

Dominio de Pingus es una bodega ubicada en Quintanilla de Onésimo en la provincia de Valladolid con viñedos en la zona de La Horra de la Ribera del Duero. Allí se elaboran los vinos más buscados de España y el que en su momento fuera el vino mas caro de España. Esa pequeña y casi rudimentaria bodega ha pasado a ser una bodega totalmente equipada donde también elabora el segundo de sus vinos, Flor de Pingus y el hermano pequeño de gama PSI.

Primero en elaborar vinos de garage en España como ya hacia su amigo Jean-Claude Thunevin, creador de este movimiento. Gracias al cuál consiguiera que Parker catara la cosecha del 1995 de Pingus y obtuviera 95 puntos,la calificación más alta recibida hasta la fecha por un vino español.

Peter Sisseck nació en Dinamarca en 1962. Su relación con el mundo del vino en general, y en particular con Burdeos, le viene a través de su tío, Peter Vinding-Diers, conocido enólogo de la zona y propietario de un par de "châteaux" en la región de Graves: Domaine La Grave y Château de Landiras. Llega a España 1990, para hacerse cargo de la dirección técnica de Hacienda Monasterio logrando desde entonces que sus vinos sean de los más valorados del mundo entero. El nombre de la bodega y del vino, PIngus, viene del apodo con el que lo conocían en Dinamarca.

En 1995 se lanzó a la aventura al adquirir 4 hectáreas con cepas de 1929 para elaborar su propio caldo, muy cotizado desde el principio en el mercado. “No es como otros viñedos, donde el clima puede influir mucho. La producción es muy constante y de una calidad muy elevada. Por ser un viñedo de poca extensión, la cantidad de vino que sale es escasa. Se pueden sacar entre 6.000 y 8.000 botellas de ese viñedo y esa escasez es lo que ayuda a mantener un precio elevado”, aclara. En 1996, adquiere otras 32 hectáreas y elabora otro vino, Flor de Pingus, del que produce entre 100.000 y 120.000 botellas.



 

Nuestros partners
Vignerons y Productores

©2021 Lavinia. Todos los derechos reservados.