Bodegas Habla

Familia Tirado
Ver como Parrilla Lista

2 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  1. Bodegas Habla, Habla del Silencio 2019
    Precio especial 10,50 € / 0,75 Precio habitual 12,90 €
    Bodegas Habla, Habla del Silencio 2019
    - +
  2. - +
Ver como Parrilla Lista

2 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  • País
    España
  • Región
    Extremadura
  • Extensión del dominio
    200 ha
  • Producción total
    600.000 botellas/año
  • Año de creación
    2000
Bodegas Habla

Habla es una bodega asentada en Cáceres. El nombre fue elegido para homenajear al genio del Renacimientos Miguel Ángel, que increpó a su escultura recién terminada, el Moisés (otra de sus bebidas), "habla".

La bodega trujillana, en apenas diez años ha pasado de ser el proyecto de “unos locos de Trujillo” que se atrevieron a plantar viñedos en una zona con poca tradición vitivinícola a vender un millón de botellas al año con las mejores puntuaciones de los expertos mundiales.

Propiedad de la familia Tirado, 200 hectáreas en propiedad albergan los viñedos, divididas en 64 parcelas, estudiadas minuciosamente para determinar las variedades de uvas que mejor se adaptarían al entorno. Tuvieron que hacer algún que otro malabar porque se trata de una zona que no se caracteriza precisamente por hacer buenos vinos, de suelos pobres y ácidos, con alta fitotoxicidad, clima extremo (es Extremadura) y poca agua para el riego, lo que obliga a la cepa a luchar para buscarla, dando lo mejor de ella misma. En Habla le llaman “la mística de la esencia”.

Al final, la elección de clones exclusivos procedentes de la zona de Burdeos, en Francia, no pudo ser más acertada. Actualmente trabaja con siete variedades de uvas, seis tintas y una blanca, siendo sido la primera bodega española que sacó al mercado tres vinos con una sola variedad de uva, cabernet sauvignon, tempranillo y syrah, en 2005 (Habla Nº1, Habla Nº2 y Habla Nº3), tras varios años de trabajo.

Habla practica una viticultura ecológica, combinada con los más modernos medios tecnológicos, en los que han invertido 30 millones. El proyecto fue acompañado de la construcción de la bodega en 2004, con 15.000 metros cuadrados, también premiada por su arquitectura original. Combina cristal y cobre. Trabajan por gravedad sin bombas de remontado “para no agredir al vino”. La recogida de la uva es a mano, en la que se desestima el 25% de la producción y no se usa ningún tipo de químico.

Nuestros partners
Vignerons y Productores