Maridajes Perfectos para tus Recetas de Otoño

Maridajes Perfectos para tus Recetas de Otoño
31 de octubre de 2023 90 visualizaciones
Maridajes Perfectos para tus Recetas de Otoño
maridajes vinos otoñomaridajes vinos otoño

Brindemos por el Otoño: Un recorrido por los platos típicos del otoño y los mejores vinos para acompañarlos

 

¡En Lavinia nos encanta el otoño! Ya lo decíamos en el artículo Los Vinos de Otoño Más Destacados por Menos de 30 €. Los días se acortan y las temperaturas bajan, sí. Pero, a cambio, la naturaleza nos regala mágicos paisajes de tonos dorados y rojizos y nos invita a reencontrarnos con los sabores ricos y reconfortantes que trae consigo. El otoño nos brinda deliciosos manjares que nos ayudan a entrar en calor, que despiertan nuestros sentidos y que combinan a la perfección con una copa de vino bien elegida, ofreciéndonos la oportunidad de hacer un viaje sensorial a través del vino y explorar nuevos matices en cada bocado. 

maridajes de vinos para el Otoño

 

En este artículo repasamos algunos de los platos más emblemáticos del otoño y te sugerimos algunos vinos perfectos para maridar con los sabores de esta época del año. Tanto si tienes en mente un plato de caza, uno de setas o un guiso humeante, tenemos el acompañamiento líquido apropiado para cada uno de ellos en nuestra selección de vinos por debajo de 30 euros perfectos para el otoño. 

 

 

platos más emblemáticos para el otoño

Caza

maridaje cazamaridaje caza

Con la llegada del otoño, se abre la veda a los platos de caza. Su sabor intenso lo convierte en un alimento de gran valor gastronómico, que además goza de buen reconocimiento nutricional, pues representa una fuente importante de proteínas, tiene menos grasa que otras carnes y un alto contenido en hierro y vitaminas B. La caza de pelo y pluma brinda manjares como la perdiz estofada, la liebre a la royale o las codornices guisadas, en elaboraciones que se centran en dar valor a tan ilustre producto. Para acompañar, tintos como Tentenublo Xérico, Torremilanos Crianza o Massuria, cuyos sabores complejos complementan a la perfección el carácter sabroso y delicado de estos platos.

 

Casquería

maridaje casqueriamaridaje casqueria

Los orígenes de la cocina casquera se remontan a la Antigüedad. El término engloba vísceras y otras piezas menos vistosas del animal. Sesos, callos, gallinejas, entresijos, mollejas, carrilleras, oreja… conforman algunos de los platos más representativos de esta categoría, muy vinculada a la cocina castiza. En general, tienen gran valor nutricional, por la cantidad y calidad de las proteínas que contienen (aparte de vitaminas y minerales), aunque su elevado contenido en colesterol obliga a moderar su consumo. Su sabor intenso y característico levanta pasiones, con tantos defensores como detractores. Madrid lleva los callos por bandera, que ilustra con chorizo, morcilla y jamón. Un tinto de cuerpo medio y buena acidez, como Baldovar 923 Berandía, Vigneron Fine Wine Tinto de la Reina o Château Mont Moulin, puede funcionar bien con su puntito picante. También, un blanco con enjundia y acidez, con crianza biológica o fermentado en barrica, como Fresquito Vino de Pasto, que prepare el paladar para el siguiente bocado.

 

Setas

maridaje setasmaridaje setas

El otoño es la estación de referencia para los amantes de la culinaria micológica. Boletus, rebozuelos, níscalos, colmenillas, trompetas de los muertos o chantarellas, entre otras ‘delicatessen’ gastronómicas, se abren espacio en nuestros bosques y despensas, propiciando todo tipo de elaboraciones: al horno, a la plancha, con una yemita de huevo, en un risotto o en un delicado carpaccio. Los platos de setas pueden ser muy versátiles, por lo que la elección del vino dependerá en gran medida de cómo se preparen para buscar opciones que realcen los sabores, creando una experiencia gastronómica armoniosa. Si se cocinan con sabores suaves, un blanco seco como Emilio Moro La Revelía, serio y complejo, puede ser adecuado. Si se elaboran con recetas más intensas, un tinto sutil y floral, como Sottimano Nebbiolo, será una buena elección.

 

Guisos de legumbres

guisos de legumbresguisos de legumbres

A medida que las temperaturas descienden con el cambio de estación, nuestro cuerpo busca abrigo en guisos humeantes. De este modo, platos como la fabada o el caldo gallego ganan protagonismo en la transición al invierno. La fabada asturiana es, con toda probabilidad, uno de los platos regionales más representativos de España. Su origen responde a la tradición secular de los pucheros hervidos a fuego lento, con agua, judías secas rehidratadas y algo de matanza para dar sabor. Es un manjar de larga digestión y sabor marcado por el ahumado del chorizo, la morcilla y el lacón o panceta. El maridaje clásico es la sidra, pero a nosotros nos gusta disfrutarla con un tinto joven y fresco del noroeste, como Versos de Valtuille Rapolao, que equilibre su naturaleza reconfortante y saciante. Y si se echan en falta las burbujas, con un cava rosado, como Alta Alella Mirgin Laietà Brut Nature Gran Reserva Rosado.

 

Otros platos de chuchara

platos de cucharaplatos de cuchara

Legumbres aparte, ¿quién puede resistirse a una carne o un pescado cocinado a fuego lento? La marmita de bonito o marmitako es un guiso marinero típico de la costa cantábrica que consiste en una cazuela de pescado (en general, bonito o atún) y patatas con pimiento choricero, cebolla, tomate… No es un plato de sabores excesivamente fuertes, pero tiene un buen sofrito detrás, por lo que un vino expresivo y con acidez, como Ossian Quintaluna o Garnacha de Arrayán, ayudará a refrescar y limpiar la boca y aportará matices al conjunto.

 

 

En definitiva, la cocina de otoño dibuja un delicioso tapiz de sabores en el que el vino se presenta como compañero ideal. En nuestra selección hemos apostado por vinos excepcionales, cuidadosamente elegidos para armonizar con los platos característicos de la temporada y exaltar su disfrute. Explora nuestras recomendaciones de maridaje para los platos de otoño, setas, caza y muchos más, y sorprende tus sentidos.

Sumérgete en la belleza de la temporada y en la riqueza de sus sabores. ¡Celébrala con una copa de vino en la mano y eleva tu experiencia culinaria con los maridajes adecuados! La clave para un maridaje exitoso reside en el equilibrio… pero recuerda que la regla número uno del maridaje es el gusto y las ganas de experimentar del comensal. La mayoría de los vinos resultarán apetecibles para la mayoría de las personas con la mayoría de los alimentos, así que relájate, disfruta y atrévete a descubrir tus propias combinaciones. El mundo del vino es tan diverso como los colores del otoño y te ofrecerá un sinfín de posibilidades para potenciar la magia de cada plato. ¡Salud!

 

Artículos Relacionados
Comentarios
Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada