Nueva Zelanda

Descubre el país
Ver como Parrilla Lista

11 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  1. - +
  2. Cloudy Bay, Blanco 2021
    Precio especial 26,90 € / 0,75 Precio habitual 31,90 €
    Cloudy Bay, Blanco 2021
    - +
  3. - +
  4. - +
  5. - +
  6. - +
  7. - +
  8. - +
  9. - +
  10. - +
  11. - +
Ver como Parrilla Lista

11 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  • Producción total en volumen
    Producción total en volumen
    2,85 millones de hl
  • Extensión total
    Extensión total
    37.000 ha
El país

Nueva Zelanda es la última zona que se ha incorporado a las grandes regiones mundiales del vino, ya que las primeras viñas no llegaron a sus tierras hasta el siglo XIX. Las dos islas que principalmente forman el país se encuentran entre las grandes masas de tierra surgidas del mar en tiempos geológicos más recientes por lo que sus suelos se encuentran entre los más jóvenes del planeta y por tanto también están entre los más fértiles.

Nueva Zelanda es un país conocido en el mundo del vino por sus fragantes Sauvignon Blancs.

El país cuenta con un clima oceánico, frío y lluvioso. Se extiende sobre dos islas principales: la Isla del Norte y la Isla del Sur, está próxima al Polo Sur y cuenta con un clima frío y lluvioso, conocida con el término "cool climate viticulture” (viticultura de clima fresco).

Nueva Zelanda cuenta con 10 regiones vitivinícolas tanto en la Isla del Norte, como en la Isla del Sur. Sin embargo, el 80% de la producción esta concentrada en 3 regiones principales: Marlborough (50%) en la Isla del Sur, Hawkes Bay (21%) y Gisborne (9%), ambas de la Isla del Norte.

Hawkes Bay es conocido por su oscuro Cabernet y Auckland Waiheke Island es el hogar de uno de los más reputados Cabernets del mundo; Marlborough y Hawkes Bay. Destacan sus vinos blancos hechos de Sauvignon o de Chardonnay y los vinos tintos elaborados con Cabernet Sauvignon y algo de Merlot, o sus excelentes Pinot Noir.

Desde el comienzo del nuevo siglo la superficie plantada en Nueva Zelanda se ha triplicado, mientras que el número de bodegas se ha duplicado y las exportaciones se mantienen a buen ritmo, centradas principalmente en Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia. Nueva Zelanda se encuentra entre los primeros países en usar cierres alternativos al corcho por lo que más del 95% de las botellas comercializadas llevan tapón de rosca.