Barsac

Descubre la do
Ver como Parrilla Lista

1 producto

por página
Fijar Dirección Descendente
  1. Château Doisy-Daëne, Barsac 2009
    95
    62,40 € / 0,75
    Château Doisy-Daëne, Barsac 2009
    FRBarsacPremier Grand Cru Classé
    - +
Ver como Parrilla Lista

1 producto

por página
Fijar Dirección Descendente
  • Producción total en volumen
    Producción total en volumen
    11.800 hl
  • Extensión total
    Extensión total
    539 ha
La DO

La particularidad de los vinos de Barsac es que todas las áreas del viñedo de esta región pueden beneficiarse de la AOC Sauternes. Esta denominación ocupa una franja de 8 por 4,5 km, con tres tipos de suelos bien caracterizados, dos de origen aluvial y otro de composición arcillo-calcárea donde se sitúan los pagos más prestigiosos de Barsac.

Las vendimias comienzan tarde en la temporada y pueden llegar hasta después de Día de Todos Los Santos. Las uvas se recogen muy maduras, justo cuando alcanzan la famosa Podredumbre noble favorecida por las nieblas del Garona y del Ciron. La región de Barsac-Sauternes es una de las raras regiones del mundo que permita el desarrollo de esta putrefacción noble, gracias a la Botrytis, permitiendo así la elaboración de vinos naturalmente licorosos. Modifica la materia, químicamente, aromáticamente. La piel de las bayas se vuelve entonces violácea y su pulpa se transforma en mermelada dorada.

La presencia del Garona es constante en Barsac. En la confluencia con el Ciron se encuentra el puerto de Barsac. El Garona, que normalmente queda a más de dos kilómetros de la iglesia, es capaz de salir de su cauce e inundar prácticamente la mitad del territorio del municipio. Todo este territorio da un vino de Graves diferente, el vino del Palus tranformado por la tierra de aluvión allí depositada.

Sobre la orilla derecha, el castillo del Cros domina Barsac y más lejos el bosque de las Landas. A cierta distancia, aguas arriba, surge entre los árboles el campanario de Sainte-Croix-du-Mont, otro famoso viñedo de vinos licorosos. Ya se anuncian las pendientes de Malagar, el castillo de François Mauriac, hacia Verdelais. Posteriormente, las laderas de Montprimblanc, Loupiac y Cadillac alinean admirablemente sus hileras de vid expuestas plenamente al sur.