Beaujolais

Descubre la do
Ver como Parrilla Lista

1 producto

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

1 producto

por página
Fijar Dirección Descendente
  • Producción total en volumen
    Producción total en volumen
    1,0 millones de hl
  • Extensión total
    Extensión total
    21.000 ha
La DO

El viñedo de Beaujolais (en francés, Vignoble du Beaujolais) es una región vinícola de Francia que se extiende al sur de Borgoña y al norte de Lyon. Cubre parte del norte del departamento francés del Ródano (Ródano-Alpes) y partes del sur del departamento de Saona y Loira (Borgoña).

Beaujolais (Biôjolês en arpitano) era el nombre de una de las provincias históricas de Francia y debe su nombre al Castillo de Beaujeu. La región es conocida internacionalmente por su larga tradición vinícola, y más recientemente por el popular Beaujolais nouveau. Mientras que administrativamente está considerada una parte de la región vinícola de Borgoña, el clima se parece más al Ródano y el vino es suficientemente individualizado para ser considerado de una manera independiente tanto de Borgoña como del valle del Ródano.

Generalmente se hace su vino con uva Gamay, pero como la mayoría de las denominaciones de origen francesas, no se etiqueta varietalmente. En algunas añadas, la región de Beaujolais produce más cantidad de vino que las regiones de Borgoña de Chablis, Côte d'Or, Côte Chalonnaise y Mâconnais juntas.

La región de Beaujolais tiene una de las mayores densidades de vid de cualquier otra región del mundo, entre 9.000 y 13 000 vides por hectárea. La mayor parte de ellas se tratan en el tradicional estilo copa donde los sarmientos de las vides se empujan hacia arriba y se colocan en un círculo, lo que recuerda a un cáliz. Este método tiene sus raíces en el estilo romano de viñedo y solo recientemente se ha empezado a abandonar en beneficio del método guyot que implica coger un sarmiento o dos de la vid y extenderlo horizontalmente. La vendimia tiene lugar, normalmente,a partir de la primera semana de septiembre (100 días después de la florescencia), y se hace casi universalmente a mano, más que con el uso de cosechadoras mecánicas. Esto es así porque el estilo de vinificación del Beaujolais Noveau es mediante maceración carbónica, y se usan obligatoriamente racimos enteros; mientras que las uvas normalmente se rompen y separan del racimo con una cosechadora mecánica.

Según las normas AOC, hasta un 15% de uvas blancas pueden incluirse en todos los vinos tintos de Beaujolais desde la básica AOC Beaujolais a los vinos de cru, pero en la práctica los vinos son casi 100% Gamay. Los blancos de la región, que solo son el 1% de su producción, se hacen mayormente con uvas Chardonnay aunque también está permitido la aligoté.

Hay doce denominaciones principales de vinos de Beaujolais, que cubren la producción de más de 96 pueblos en la región de Beaujolais. Obtuvo su reconocimiento como AOC en el año 1936. Crus adicionales fueron promocionados en 1938 y 1946, además de Régnié en 1988. Alrededor de la mitad de todo el vino de Beaujolais se vende bajo la denominación básica AOC Beaujolais. La mayor parte de este vino se produce en el Bajo Beaujolais, al sur de la región, alrededor de la ciudad de Belleville.

Se agrupan en tres tipos fundamentales, de menor a mayor calidad, los vinos jóvenes (Beaujolais Nouveau), los vinos tradicionales (Beaujolais, Beaujolais Supérieur y Beaujolais-Villages) y los grand crus.

La región de Beaujolais fue cultivada por vez primera por los romanos quienes plantaron de viñas las zonas a lo largo de su ruta comercial hacia arriba del valle de Saona. El más destacado viñedo romano fue Brulliacus ubicado en la ladera de Mont Brouilly. Los romanos también plantaron viñas en la zona de Morgon. Desde el siglo VII y durante toda la Edad Media, la mayor parte de la viticultura y la elaboración de vinos se hacía por los monjes benedictinos. En el siglo X, la región obtuvo su nombre de la ciudad de Beaujeu y era regida por los Señores de Beaujeu. Se cree que la uva gamay es una variedad mutante del pinot noir, que apareció por vez primera en la villa de Gamay, al sur de Beaune, en los años 1360. La uva trajo alivio a los campesinos locales después del declive de la Muerte Negra. En contraste con la variedad pinot noir, la Gamay madura dos semanas antes y es menos difícil de cultivar. Produce también un vino fuerte, más frutal en una gran abundancia.