DO Alella

Descubre la do
Ver como Parrilla Lista

22 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  1. - +
  2. - +
  3. - +
  4. - +
  5. - +
  6. - +
  7. - +
  8. - +
  9. - +
  10. - +
  11. - +
  12. - +
  13. - +
  14. - +
  15. - +
  16. - +
  17. - +
  18. - +
  19. - +
  20. - +
  21. - +
  22. - +
Ver como Parrilla Lista

22 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  • Número de Vignerons
    Número de Vignerons
    9
  • Producción total en volumen
    Producción total en volumen
    935.000 litros/año
  • Extensión total
    Extensión total
    230 ha
La DO

Seguramente, uno de los misterios más atractivos de los vinos de Alella es su propia existencia, en pleno Maresme, producto de unas pequeñas viñas, a veces ocultas a la mirada curiosa de los visitantes, que desde hace muchos años luchan por su supervivencia en una admirable y desigual batalla contra la expansión de la gran área urbana.

No siempre ha sido así, ya que los vinos de Alella tienen una larga historia y una importante significación en la vinicultura catalana. Conocidos y estimados ya en la época romana, los citan Plinio y Marcial como vinos laietans. Los vinos alellenses eran, en plena Edad Media, los preferidos en la Sede barcelonesa, para convertirse más tarde uno de los vinos de calidad mes exportados desde Cataluña todo el mundo, con particular incidencia en las colonias de ultramar donde había abundante población de catalanes.

Inicialmente, el territorio de la DO Alella estaba formado por dieciocho municipios: siete de Vallès Oriental (La Roca del Vallès, Santa Maria de Martorelles, Martorelles, Vilanova del Vallès, Vallromanes, Sant Fost de Campsentelles y Montornès del Vallès) y once del Maresme (Alella, Argentona, Cabrils, El Masnou, Montgat, Òrrius, Premià de Mar, Vilassar de Dalt, Premià de Dalt, Teià, Tiana).

En 2013 el territorio DO Alella creció hasta veintiocho municipios, incluyendo los siguientes: Arenys de Mar, Badalona, Cabrera de Mar, Calella, Granollers, Mataró, Sant Cebrià de Vallalta, Sant Iscle de Vallalta, Sant Pol de mar y Vilassar de Mar.

En la actualidad, está en proceso de incluir Llinars del Vallés y Arenys de Munt dentro del territorio.

La DO Alella está compuesta por nueve bodegas: Alella Vinícola, Alta Alella, Altrabanda - Cordillera Marina, Bouquet de Alella, Can Roda, Bodega de las Aves, Joaquim Batlle, Raventós de Alella y Roura.

Los vinos más característicos de esta denominación son los blancos, secos o dulces. La variedad más típica es la Xarel·lo o Pansa blanca y la Garnatxa blanca; la Pansa a menudo se mezcla con Chardonnay o Sauvignon blanc. Se hace vino rosado fresco y ligero con Garnacha, Pansa rosada y Merlot. También se elaboran vinos tintos afrutados y suaves, siendo la cepa tinta más típica la Tempranillo, aquí llamada Ull de llebre (en catalán, literalmente, «ojo de liebre»).