Maridajes

[email protected] a la nueva sección Maridaje de Vinos. Porque maridar no es otra cosa para nosotros que el arte o la ciencia de combinar sabores y aromas para dar el máximo placer a nuestro paladar. La enología y gastronomía se entrelazan para el maridaje perfecto que realce el vino y la comida a su máxima expresión. ¿Empezamos?

 

 

 

 

 

 

 

      CARNES

 

 

      POSTRES

 

¿Qué es el Maridaje?

 

Vino y gastronomía van de la mano. Más allá del deseo de calmar la sed y otras cuestiones prácticas, jugar con las sensaciones que ofrecen ambos nos procura una experiencia más completa. Y eso es precisamente lo que busca el maridaje: encontrar armonías, diferencias, estridencias… con el objetivo de que el sabor o la textura de un alimento tenga un efecto sobre la bebida que lo acompaña. Y viceversa.

Se habla de dos tipos de maridaje: por afinidad y por contraste. El maridaje por afinidad conecta sabores y sensaciones similares. En cambio, el maridaje por contraste corrige los excesos o carencias que puedan tener la comida y la bebida para encontrar el equilibrio entre ambos. Ya se sabe, los polos opuestos se atraen…

Ahora bien, ¿cómo llevar todo esto a la práctica?

Si la comida es... Hace que el vino parezca... Por tanto...
Salada

Menos astringente, amargo y ácido. Más terso y rico.

La sal hace más suaves y placenteros los vinos tánicos y con mucha astringencia.

Ácida

Menos amargo y ácido.Más afrutado, dulce y rico.

La acidez en la comida puede suavizar un vino muy ácido. Tengan cuidado con los de baja acidez.
Dulce

Menos dulce y afrutado. Más astringente, amargo y ácido.

Conviene evitar los vinos con menos dulzor o con tanino.
Umami

Menos dulce y afrutado. Más astringente, amargo y ácido.

Reserven para otra ocasión los vinos con altos niveles de tanino o de barrica.

Picante

Menos dulce y afrutado. Más astringente y amargo.

Armonícenla con vinos afrutados, con algo de dulzor y con poco alcohol (lejos de apagarlo, el alcohol aviva el fuego que se desata en sus papilas gustativas…)
Grasa Menos ácido. Los vinos con elevada acidez contrarrestan la sensación grasa en la boca y la preparan para asimilar otro sabor.
Sabores intensos

Desbordado por los sabores de la comida.

Elijan vinos de similar intensidad.

 

Recuerden: la única regla fija es el gusto y las ganas de experimentar del comensal. La mayoría de los vinos resultarán relativamente apetecibles para la mayoría de las personas con la mayoría de los alimentos, así que relájense y disfruten.

©2022 Lavinia. Todos los derechos reservados.