San Alejandro

Cooperativa Del Campo San Alejandro De Miedes
Ver como Parrilla Lista

3 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  1. San Alejandro, Las Rocas de San Alejandro Garnacha 2019
    Precio especial 8,91 € / 0,75 Precio habitual 9,90 €
    San Alejandro, Las Rocas de San Alejandro Garnacha 2019
    - +
  2. Las Rocas de San Alejandro Viñas Viejas 2018
    92
    Precio especial 12,90 € / 0,75 Precio habitual 13,90 €
    Las Rocas de San Alejandro Viñas Viejas 2018
    - +
  3. San Alejandro, Las Rocas de San Alejandro Viñas Viejas 2017
    91
    Precio especial 12,90 € / 0,75 Precio habitual 13,90 €
    San Alejandro, Las Rocas de San Alejandro Viñas Viejas 2017
    - +
Ver como Parrilla Lista

3 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  • Año de creación
    1962
San Alejandro
Fundada como cooperativa en 1962 en Miedes (lugar de la provincia de Zaragoza situado a 88 km. de la capital, en el valle del Perejiles, a 758 m. de altitud), su nombre honra a San Alejandro, cuyos restos se encuentran en el convento franciscano de la misma localidad, mientras que su logo está inspirado en el relicario de la cofradía más antigua del municipio. la bodega actualmente está conformada por 350 socios.



Como ocurre con la mayor parte de bodegas aragonesas centradas en el trabajo con la garnacha, los vinos están especialmente presentes en la exportación. Estados Unidos es un destino fundamental, ya que se elabora directamente para el gigante Gallo (Las Rocas de San Alejandro) y para el importador Eric Solomon (Evodia), aunque estas marcas se pueden encontrar hoy también en España y otros mercados.



Los campos de viñedo ocupan las proximidades de la que fue la villa celtíbera de Segeda, a escasos 4 quilómetros de Miedes, en la que se han encontrado inequívocos indicios de la elaboración de vino en el siglo II a.d.C., una actividad que en el siglo XII extendieron los monjes del Cister con la fundación del Monasterio de Piedra.



Estos viñedos aragoneses arraigan en un Terroir por encima de los 700 metros de altitud y hasta los 1.100, definido por un perfil de pendientes, con suelos de muy poca fertilidad y áridos, dando un muy bajo rendimiento. La garnacha ocupa hasta un 70% de su viñedo. Con ella se aseguran vinos muy expresivos, afrutados, de textura carnosa, y en sus monovarietales de viñas viejas ofrecen un vino mucho más complejo y concentrado. Además es una variedad que conjuga muy bien con las otras tintas que cultivan, la Tempranillo, Syrah, Merlot y Cabernet Sauvignon.



La diversidad de suelos de pizarras negras y rojas, rocas y arcillas y la antigüedad de sus cepas son dos elementos que aportan una especial complejidad a sus vinos.

Nuestros partners
Vignerons y Productores