Domaine Hubert Lignier

Ver como Parrilla Lista

4 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

4 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  • País
    Francia
  • Región
    Borgoña
  • Extensión del dominio
    9 ha
  • Producción total
    n/a
  • Año de creación
    1880
Domaine Hubert Lignier

Alrededor de 1880, Jacques Lignier compra parcelas de vides en Morey-St-Denis, en el corazón de la Côte de Nuits, donde el dominio todavía se encuentra hoy. El negocio se transmite de padres a hijos: su hijo Jules se hace cargo, luego Henri y Hubert lo siguen. Se construye una nueva bodega en Morey-St-Denis.

Después de la trágica muerte de su hijo Romain, Hubert Lignier ha tenido que salir de su retiro y recuperar las riendas del control del Domaine de la familia. Lo positivo de esta triste historia es que los amantes de los vinos de Hubert van a llegar a probar algunas nuevas añadas hechas por el viejo maestro. El Domaine Hubert Lignier es conocido desde hace mucho tiempo por sus vinos finos, conocidos por su concentración, profundidad y estructura. Vinos frescos, finos y elegantes, también con cuerpo y un final largo y sabroso.

El dúo de padre e hijo Hubert y Laurent Lignier gestionan 8,30 ha que se encuentran principalmente en los pueblos de Morey Saint Denis (donde se encuentran su casa y las bodegas), Gevrey Chambertin y Chambolle Musigny, y elaboran 24 vinos (denominaciones Bourgogne, village, premier y grand cru). Recientemente, los Lignier han ampliado sus posesiones para incluir parcelas en las denominaciones de Nuits Saint Georges y Pommard. Los Lignier siguen los principios de la “lutte raisonnée” (combate sensible) en su viticultura: por ejemplo, solo se usa compost orgánico cuando es necesario y el viñedo se cultiva para que no se utilicen herbicidas.

Para la vinificación y crianza, los métodos son poco intervencionistas, la calidad de la fruta es fundamental para elaborar 24 grandes vinos. Cada uno de los terruños (Clos de la Roche, Morey, Gevrey-Chambertin,…) se expresa a través de los vinos. La crianza en barrica (20 a 30% de roble nuevo) es bastante larga (20 o 22 meses), sobre lías y sin trasiegos tras la fermentación maloláctica. Los vinos se embotellan por gravedad, sin clarificar para mantener la frescura del vino y su potencial de envejecimiento.

Nuestros partners
Vignerons y Productores