Château Grand-Puy-Lacoste

Familia Borie
Ver como Parrilla Lista

2 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  1. Château Grand-Puy-Lacoste, Lacoste Borie 2018
    Precio especial 35,90 € / 0,75 Precio habitual 38,90 €
    Château Grand-Puy-Lacoste, Lacoste Borie 2018
    FRPauillacSecond Vin
    - +
  2. - +
Ver como Parrilla Lista

2 Productos

por página
Fijar Dirección Descendente
  • País
    Francia
  • Región
    Burdeos
  • Extensión del dominio
    58 ha
  • Producción total
    200.000 botellas/año
  • Año de creación
    Siglo XVI
Château Grand-Puy-Lacoste

La historia de Château Grand-Puy-Lacoste es fascinante en muchos sentidos. Se trata de una saga familiar que se remonta al siglo XVI. El nombre de Grand-Puy, ya se menciona en los documentos de la Edad Media, proviene del término antiguo "puy", que significa "loma, pequeña altura". Fiel a su nombre, el viñedo se asienta sobre un terroir similar a la de los primeros crus del Médoc. Desde Desde el siglo XVI la propiedad permaneció unida a una sola familia de generación en generación, a través de matrimonios hasta 1920, antes de que pasara a manos de otra familia en 1978, los Borie.

La familia Borie ha sido dueño de la propiedad desde 1978. François-Xavier Borie ha restaurado su grandeza y conservado su espíritu.

El Château Grand-Puy-Lacoste es un 5ème Cru Classé producido en 1855 con el nombre de Pauillac. Con una edad media de 38 años, el viñedo de 58 hectáreas está plantado en profundas colinas de grava.

Grand-Puy-Lacoste no pertenece a una gran empresa; sigue siendo de propiedad familiar. Jean-Eugène Borie, que amaba el Médoc y sus viñedos, compró la propiedad en 1978. Él confió a su hijo mayor, François-Xavier, que poco a poco ha restaurado el château y sus instalaciones vitivinícolas. Hoy en día, su hija mayor, Emeline, trabaja a su lado.

Este viñedo ocupa un lugar especial en la historia de los grandes crecimientos del Médoc, ya que su tamaño y composición no ha cambiado desde 1855, el dominio ha pasado de generación en generación.

La herencia de Grand-Puy-Lacoste es excepcionalmente rica en historia y tradición, y la familia Borie se siente honrada de que se le confíe su futuro. La inclusión de Grand-Puy-Lacoste en la clasificación de 1855 lo colocó entre la "élite" de los vinos de Burdeos.

Nuestros partners
Vignerons y Productores